miércoles, 26 de agosto de 2009

INTELIGENCIA EMOCIONAL


La Emoción es un estado de ánimo caracterizado por una conmoción consecutiva a percepciones, impresiones, ideas o recuerdos asociados a fenómenos.

Es de suma importancia identificar que gestos o movimientos faciales son los que nos permiten expresar:
-Las emociones básicas como son: alegría tristeza, miedo, enojo, sorpresa y
-Las emociones secundarias que son más complicadas como la culpa que implican más procesamiento de la información.





Casi todos los estados afectivos de una persona se exteriorizan
Toda la tensión que se produce en nuestro interior por acontecimientos provoca directamente tensión en nuestro cuerpo. Tensamos muchas veces el rostro, cuello, hombros, brazos, espaldas, piernas etc. Ademas de que está demostrado que la mayoría de los problemas y lesiones físicas que padecemos en estas partes del cuerpo podrían curarse con un entrenamiento en la relajación y mayor dominio de nuestro cuerpo.
Para ello debemos recurrir a un
término que es:


INTELIGENCIA EMOCIONAL

Implica:
La capacidad de una persona (poder de hacer y de ser) para concienciar, regular, adecuar y transformar de modo real su despliegue interno de fuerzas, tendencias, predisposiciones e impulsos emocionales, muchos de ellos inconscientes, los cuales expresa en forma de conductas, humor, temperamento, etc.

Beneficios:
- Respeto en las relaciones interpersonales
- Aprender a escuchar
- Respetar el trabajo
- Disminuir los comportamientos agresivos
- Aumentar la atención
- El rendimiento académico


Los cambios son difíciles, son costosos, suponen difusión de información, cambio de actitudes, formación, voluntad y todo esto lleva tiempo y energía



Para tomar buenas decisiones Hay que conjugar el racionamiento lógico con la emoción con ello se garantiza:
- El éxito laboral
- Una relación de pareja satisfactoria
- La empatía hacia las emociones de los demás


La Inteligencia Emocional Aplicada [IEA]
Consiste en la práctica de estrategias y la implementación de recursos adecuados que han demostrado ser efectivos explorando, sensibilizando, capacitando, entrenando y ejercitando habilidades y talentos del dominio emocional.

Goleman maneja los principios de la Inteligencia Emocional que son:

• Recepción: Todo lo que podamos incorporar a través de nuestros sentidos.
• Retención: Corresponde a la memoria, que incluye la retentiva y el recuerdo.
• Análisis: Incluye el reconocer las pautas y el hecho de procesar la información.
• Emisión: Cualquier tipo de comunicación o acto creativo, incluido el pensamiento.
• Control: Relacionada con el monitoreo total de las funciones tanto físicas como mentales. No solo se trata de conocerse y controlarse a sí mismos, sino también ser más hábil en la relación con los demás, en este es fundamental el proceso de regulación emocional tanto propia como ajena.


“A MAYOR CONTROL MAYOR INTELIGENCIA”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada